A pocas semanas de su boda, os muestro la preboda de Sonia y David, eso si, con el gran Bruno!!!!

Disfrutamos de una mañana muy agradable: comenzamos por Galapagar, seguimos por la Silla de Felipe II y alrededores, paseamos por El Escorial y terminamos comiendo maravillosamente en La Petit Raclette (Navacerrada).

Yo nunca había subido a la Silla de Felipe II y GRACIAS a Sonia y David, es uno de los sitios que tengo pendiente visitar con mi chica y mis pequeños (Ty y Simba), ya que no sólo hay una vista muy bella de El Escorial y alrededores, si no que tiene una zona de “bosque” muy agradable y fresquita, donde perderse un buen rato, en buena compañía (como era el caso). El Escorial sí que lo conocía, pero siempre es un buen sitio donde ir y además, descubrir cosas nuevas cada vez (qué tienda mas chula, ¿verdad chicos?).

Aunque si he de hablar de un descubrimiento ese fue el restaurante La Petit Raclette (Navacerrada), donde tuvieron a bien Sonia y David que comiéramos, y que es uno de sus sitios favoritos de la zona. Y no sólo por la comida, si no por el entorno, donde pudimos hacer un par de fotos más y disfrutar de un rato muy agradable juntos. Y al final… ¿no se trata de eso la preboda?.

Lo cierto es que no se quién se lo pasó mejor, si Bruno, Sonia y David o yo, pero sea como fuere, fue una mañana genial, donde dimos un paseo por el bosque, cansamos a Bruno corriendo de un lado a otro, y conseguimos vencer esa vergüenza típica de los primeros momentos. En fin… que fue genial!!!

Sonia y David son una pareja muy divertida, simpáticos y cariñosos, y es bellísimo ver cómo se miran, cómo se rozan… La ternura que desprenden cuando están juntos se mezcla con toneladas de carcajadas y diversión. ¿Quién dijo que un trabajo tenía que ser duro? Ser fotógrafo de boda es el mejor trabajo del mundo, al menos para mi y al menos con ellos. GRACIAS chicos!!!

Os dejo algunas de las fotografías que nos encontramos esa mañana. Espero que lo disfrutéis casi tanto como nosotros!!!!