Después de Melilla, después de Ambite (puedes ver la preboda AQUI)… por fin LA BODA, eso si… boda en Ambite y boda en Aranjuez, porque no podemos dejar de hacer las cosas a pares ;) .

No se por dónde comenzar… de veras, no me es nada fácil hablar de Natalia y Antonio, y no es por nada malo (no seáis mal pensados) es porque la emoción me embarga cuando trato de rememorar un día tan especial, como lo fue su boda.

Como siempre digo, yo soy un poco “raro” y por tanto… no creo que una boda deba comenzar un par de horas antes de la ceremonia, ni terminar 10 minutos después del primer baile de los novios. Y en esta ocasión, todo comenzó con una divertida comida (fuera de casa) con Antonio, su padre, su futuro suegro, hermano… en fin, comida en familia, para relajar los ánimos y dejar un poco tranquilas a las mujeres, jejeje. Una vez regresamos a la casa, todo comenzó: Natalia guapísima, aparentemente tranquila y en pleno proceso de pelu y maquillaje. Y el resto de la familia, dando vueltas un poco más nerviosos, por toda la casa.

Me encanta cuando la novia y el novio se visten en el mismo lugar, y si encima está la familia, mejor que mejor. Fue muy divertido estar tanto rato, con calma, pensando bien las cosas y disfrutando de una luz bellísima, disfrutando de una gente tan cercana y maravillosa, GRACIAS!

Finalmente (y como suele ser habitual) salimos algo justos de tiempo ara la iglesia, donde disfrutamos (una vez más) de la naturalidad y belleza de los sentimientos que se profesan Antonio y Natalia. Pocas veces he visto a alguien más emocionado y enamorado al ver a su futura mujer, como a Antonio. Eres maravilloso Antonio, no cambies!.

Una bonita misa en una bellísima iglesia, y tras los abrazos de rigor y perrerías del coche (jejejejejejeje), vamos de ruta hacia la Finca La Montaña en Aranjuez. este “breve” paseo me sirvió para reflexionar sobre lo ya hecho, y comentar “la jugada” con el gran Fran Montoro, videógrafo de emociones y pequeñas historias, como ninguno (puedes ver sus videos AQUI).

Una vez en la finca, todo pasó muy muy rápido: cocktail de bienvenida, breve paseo por el jardín con Natalia y Antonio, cena, baile y photocall!!!! Jajajajaja, cómo lo pasamos!!!

De veras que siempre tengo una buena relación (como poco) con todos mis clientes/amigos, pero lo cierto es que con Natalia y Antonio ha sido algo muy especial. Quiero daros las GRACIAS por confiar en mi para vuestra boda, por dejarme ser vuestro fotógrafo de boda, y espero que con el tiempo… de mucho más. GRACIAS por vuestra amistad, vuestro cariño y comprensión, por vuestra cercania y naturalidad. Estoy deseando volver a haceros fotos!!!! Un beso ENORME ;) .

 

Puedes comentar aquí con tu perfil de Facebook o en el propio post

comentarios