Aún no habéis podido ver su preboda (espero que esté en un par de semanas o así), pero es que nuestra relación ha sido muy “especial” desde el primer momento, verdad chicos?. Preboda dividida en dos días diferentes, preboda a “tres”…jejejeje. Pero lo que siempre ha estado ahí (desde la primera vez que os conocí en casa del hermano de Alberto) ha sido una energía y complicidad únicas.

Y el día de la boda no podía ser diferente, claro, jejejeje.

Durante los preparativos de Alberto en casa de sus padres, pude comprobar el porqué Alberto es como es (cuánto has heredado de tus padres!), cómo es de especial su relación con sus padres, y cuánto se quieren!! Si, ya se… todos queremos a nuestros padres/hijos, pero la verdad es que sentí algo especial al compartir ese ratito con vosotros.

Y en los preparativos de Carol… SORPRESA!!! Una “joven vieja conocida”, las mejores amigas de Carol, la familia, y como no… una Carol radiante. Con calma, con cariño y con una sonrisa siempre en sus labios, pasamos unos minutos muy agradables todos juntos. Y de aquí… a los Jerónimos!

Una de las iglesias más bonitas de Madrid (Los Jerónimos) fue el marco elegido para la celebración religiosa y de ahí… un breve paseo por el centro de Madrid y directos a la finca “La Villa del Mentidero”, para celebrar una maravillosa cena, que dio paso a más de una sorpresa durante el baile posterior, verdad?

Quieros daros las GRACIAS a todos por lo fácil que me hicisteis mi trabajo, especialmente a vosotros chicos (Carol y Alberto), por vuestra confianza y cariño. Espero que os gusten tanto las fotos como a mi. Un abrazo enorme!

Puedes comentar aquí con tu perfil de Facebook o en el propio post

comentarios