Llevo muchos muchos años como fotógrafo de boda y la verdad es que nunca me había pasado lo que en esta ocasión: Clara y David me invitaron a su casa, el mismo día de la boda, a desayunar!!!! Un desayuno que ellos mismos prepararon ;) . Me quedé atónito… y encantado! Con lo que a mi me gusta estar con ellos y comer… jejejeje. Por eso digo q fue un desayuno con “diamantes”, porque ambos son increíbles.

Y como ellos son así de especiales, su día de boda no podía ser de otro modo: primero desayunamos, luego recogí a Clara y a sus padres y nos fuimos juntos al hotel donde ella se vistió, allí pasamos mucho rato (aunque con algún imprevisto que otro, jejejejeje) y pude disfrutar de su sencillez, su cercanía y de la de todos los que la rodean. Fue bellísimo.

Para seguir en la misma línea, la boda se celebró en el Club de Golf La Dehesa (Villanueva de La Cañada-Madrid), donde con la inestimable ayuda de Goyo (GRACIAS por todo!!!) pudimos seguir disfrutando de un día increíble. Un maestro de ceremonias que supo estar a la altura de la ocasión y hacernos reír un montón. Un breve paseo por el campo de golf, con palos y todo… Y a disfrutar de la familia y amigos en el cocktail. Una cena maravillosa y un baile muy muy especial, dieron paso a una fiesta maravillosa, donde todo el mundo (grandes y pequeños) tenían una energía y unas ganas de pasarlo genial… que espero se note en las fotografías.

Puede que os suene “algo” repetitivo, pero es cierto: Clara y David son geniales! Nos conocimos un poco de casualidad, siguiendo el dicho popular ese de “de una boda sale otra”, pero es que ni siquiera estaban invitados a esa primera boda! Jajajajaja. Eso si, una amiga le mostró mi trabajo (GRACIAS Natalia) y a partir de ahí, ha ido todo como debería ser siempre: fácil, sencillo, con toda confianza y complicidad.

MUCHAS GRACIAS chicos! Espero que estas imágenes os ayuden a revivir un día y unos sentimientos tan especiales.

 

Puedes comentar aquí con tu perfil de Facebook o en el propio post

comentarios