Un entorno idílico, casi de cuento. Una pareja guapa y divertida, que se quieren a rabiar. Y un buen montón de familiares y amigos.

Estos son los ingredientes que se juntaron para celebrar la boda de Isa y Carlos. Y lo cierto es que fue preciosa. No sólo porque ellos estuviesen muy guapos (como casi siempre, jejeje) y emocionados, si no porque la “breve” ceremonia fue muy bonita y emotiva, en uno de los entornos naturales más bellos que conozco.

No quiero aburriros con detalles vanales sobre cocktail, cena y demás. Tan sólo dejaros con algunas imágenes del día tan genial que pasamos juntos.

GRACIAS a todos por hacérmelo tan fácil y agradable, y sobre todo a vosotros Isa y Carlos, por dejarme un lugar de honor en vuestra boda y una pequeña parte en vuestra historia juntos. Un abrazo enorme.

Puedes comentar aquí con tu perfil de Facebook o en el propio post

comentarios